Haz yoga con los ojos

Tratak. La concentración visual: Tratak significa “fijar la mirada”, es un ejercicio puro de concentración (Dharana) muy poderoso, se practica fijando la mirada sobre un objeto externo, en este caso la llama de una vela, sin parpadear hasta que los ojos lloren profusamente, sus objetivos son la estimulación y la purificación ocular, así como, unificar la energía mental y desarrollar la capacidad de concentración.

Pero la práctica de Tratak pude llevar mucho más lejos, ya que la prolongación del estado de concentración da origen a la aparición del estado meditativo.

 vela

La disipación continua de la energía mental a través de los sentidos y la actividad caprichosa de los pensamientos, debilita la capacidad de la  mente para afrontar las diversas facetas de la vida. La práctica de Tratak es un buen remedio para unificar la energía mental y poder focalizarla en la dirección que interese. Sus efectos hacen posible la realización más eficiente, con ahorro de tiempo y energía de todo tipo de actividades.

Entre sus beneficios destacamos el fortalecimiento de los nervios y músculos oculares, la mejora de la vista, la disolución de la tensión nerviosa, el alivio del insomnio, la tranquilidad de la mente, la mejora de la memoria y el aumento de la capacidad de concentración.

 

  • Los momentos más favorables para practicar Tratak son por la mañana temprano y por la noche antes de acostarse.
  • Realiza la práctica en una habitación donde no haya corrientes de aire. Deja la habitación en completa oscuridad.
  • Enciende una vela y sitúala a un metro de distancia de ti (más o menos la longitud de tu brazo estirado) de forma que la llama quede a la misma altura de tus ojos. La mecha ha de estar bien derecha.

 

Comienza a mirar fijamente la llama de la vela sin pestañear hasta que lloren los ojos, en ese momento ciérralos y mantenlos cerrados aproximadamente el mismo tiempo que los hayas mantenido abiertos. Una vez hayan descansado vuelve a abrirlos y a mirar fijamente la vela.

Al principio se recomiendan periodos de 10-15 minutos en total que se pueden prolongar hasta 1 hora según el tiempo del que disponga cada uno y los efectos que note. Durante todo el proceso, tanto cuando tengamos los ojos abiertos como cuando los tengamos cerrados debemos mantener la mente concentrada en la vela.

– Jorge Santos –

3 Comentarios

  1. Laude Rubio Tejedor 24/04/2013 en 15:22

    Espero que funcione. Mi hijo es inatento.

  2. Alejandra 25/04/2013 en 16:12

    Una duda, esto no daña la vista o irrita los ojos?

  3. hospederia 26/04/2013 en 10:53

    Hola Alejandra, la verdad es que se relajan mucho los ojos y descansan debido al lagrimeo.
    Un saludo!

No se permiten comentarios.

WhatsApp chat