calendula
Cada vez son las más las voces que señalan los peligros de la cosmética industrial y cada vez son más las personas concienciadas con las ventajas de la cosmética natural. Si todavía no lo has experimentado, te aconsejamos que no pierdas ni un momento más, porque te estás perdiendo algo extraordinario. Combinar algunos elementos naturales como los aceites vegetales, los aceites esenciales o las arcillas ofrece increíbles resultados en la piel y en el organismo. Nosotras mismas, después de años y años de experiencia, seguimos asombrándonos cada día con el poder curativo de la naturaleza. El aceite vegetal de caléndula es particularmente terapéutico comparado con otros aceites vegetales utilizados en cosmética natural. Estos son algunos usos que puedes hacer con el aceite vegetal de caléndula:

    • Como aceite hidratante/nutritivo facial y corporal

      Para emplearlo como aceite hidratante diario, simplemente extiéndelo por la piel humedeciéndola antes con un hidrolato natural. Aunque la forma más eficaz de utilizar los aceites naturales, especialmente si tienes la piel sensible, es elaborar mezclas cosméticas con aceites vegetales y esenciales para aprovechar las distintas propiedades de cada uno y elaborar productos completamente personalizados y específicos según las necesidades de cada tipo de piel. También puedes usarlo añadiéndolo a tu crema natural de cera de abejas.

    • En mascarillas caseras faciales

      El aceite vegetal de caléndula está especialmente recomendado en pieles sensibles, dermatitis, acné o cualquier tipo de afección de la piel. Nuestro consejo es que aprendas a elaborar mascarillas caseras y naturales para saber combinarlo con otros ingredientes naturales de manera eficaz.

    • Para desmaquillar

      Tanto si tienes la piel sensible, como si tienes niños o niñas en el hogar, mejor será que te pongas, cuanto antes, al día sobre las sustancias químicas tóxicas incluidas en todo tipo de productos de cosmética e higiene y que es mejor evitar. Lo primero y más importante es aprender a leer etiquetas para detectarlos y luego desprenderse de alguno de ellos, por ejemplo, utilizando aceites vegetales para desmaquillarte, especialmente el de caléndula si tienes acné o piel sensible. Simplemente extiende el aceite por la piel y retira los restos con un algodón. Luego tonifica con un hidrolato y no pongas nada más en la piel para dejarla descansar.

    • Para exfoliar

      Mezcla aceite vegetal de caléndula con sal marina, arcilla verde u otros elementos naturales para exfoliar la piel y estimular así el crecimiento y la regeneración celular de la epidermis proporcionando, al mismo tiempo, nutrientes esenciales para tu piel. Utiliza esta mezcla como harías con cualquier exfoliante industrial, es decir, extiéndela por el rostro y realiza pequeños círculos. Luego aclara con agua abundante y refresca con un agua floral en forma de tónico.

Fuente: http://www.vidanaturalia.com/aceite-vegetal-de-calendula/

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *