caminar

Pleno verano, vacaciones, la mayoría no podemos renunciar a viajar a la playa. Y una vez en la playa, el baño, nadar en las aguas del mar, tomar el sol con precaución, y caminar por la arena. ¿Y por qué se dice que es tan bueno caminar descalzo por la arena de la playa? Vamos a descubrirlo.

Para empezar, hemos de diferenciar entre la arena mojada y la seca, ésta como ya sabes supone un mayor esfuerzo al andar puesto que opone más resistencia la arena seca que la mojada. Para evitar agujetas, acostúmbrate primero a caminar por la arena mojada, a la orilla del mar, y luego hazlo por la arena seca, eso sí, en un caso u otro cuidado siempre con el sol.

Hablemos ahora de los beneficios. Caminar por la arena es un ejercicio muy sano que hace trabajar nuestros músculos, especialmente los de las piernas, tonificando así huesos, articulaciones y musculatura, cosa que podrá prevenir futuras lesiones. Además, favorece nuestro sistema cardiovascular, al estimularlo con ejercicio y con el propio contacto de la piel con la arena, que activa el flujo sanguíneo y ayuda a evitar por ejemplo la aparición de varices.

Además, el contacto de la planta del pie con la arena favorece la relajación y propicia un efecto sedante que libera estrés. La arena de la playa es además un excelente exfoliante natural. Basta con andar descalzos sobre ella para comprobar que en poco tiempo nuestros pies están mucho más suaves.

Y no nos olvidemos de las virtudes del agua del mar, que contiene minerales como el yodo o el sodio que previenen el envejecimiento. Si unimos los beneficios de caminar por la arena y hacerlo además sobre las olas del mar, conseguimos de manera natural tonificar nuestros músculos y también un gran efecto relajante.

Fuente: http://www.naturarla.es/caminar-descalzo-por-la-arena-de-la-playa-tiene-muchos-beneficios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *