15 motivos para dejar de consumir lácteos

dejar de tomar lácteos

Queremos compartir contigo esta información sobre el consumo de lácteos.

La leche animal contiene una perfecta combinación de minerales designados para ayudar a madurar al sistema digestivo de sus crías. Este sistema digestivo les permitirá digerir correctamente los nutrientes del pasto y hierbas. Las vacas cuentan con un estómago configurado por cuatro cámaras y regurgitan, mastican y tragan sus alimentos varias veces antes de digerirlos. Tienen un aparato digestivo muy diferente a los humanos y por lo tanto tienen diferentes necesidades. Cuando consumimos leche, estamos ingiriendo los minerales y químicos que las vacas necesitan en su sistema y como nuestras dietas son diferentes, estos químicos y minerales perturban nuestra digestión y afectan la absorción de los nutrientes presentes en nuestras dietas.

La industria alimentaria nos ha hecho creer que la leche de vaca es fundamental en la dieta humana. Las historias asociadas al calcio y el consumo de leche es en su mayoría un mito creado por la industria de la leche, que en sus campañas de publicidad dicen que la leche de vaca contiene grandes cantidades de calcio. Lo que es no claro es que consumir leche nos provea de calcio. El calcio en la leche se combina con otros minerales, que se encuentran en cantidades excesivas para los humanos en la leche animal, formando una molécula demasiado grande para ser absorbida por el intestino humano. En áreas del mundo donde no se consume leche, las enfermedades asociadas con la falta de calcio son casi inexistentes. La osteoporosis y ateroesclerosis son muy raras en culturas donde el consumo de leche es limitado. De hecho, estudios recientes sugieren que la leche y el queso en realidad puedan ser los causantes de la osteoporosis ya que las altas cantidades de proteínas en los lácteos provocan que el calcio se separe de los huesos.

  1. La leche reduce el hierro en los niños pequeños. Es por esto que en 1993, la Academia Nacional de Pediatría de los Estados Unidos publicó un comunicado oficial expresando que en su opinión, ningún niño debería de beber leche animal antes de los 18 meses de edad. De igual manera, contribuye a la carencia de ácidos grasos esenciales y Vitamina E.
  2. La leche animal estimula al cuerpo a producir mucosidad. Por eso cuando uno está resfriado el médico (incluso el de la Seguridad Social) le recomienda no tomar leche.
  3. La leche animal está llena de bacterias. Por lo tanto es un excelente medio para hacer que las bacterias crezcan en el cuerpo. Es por esto que los niños que no toman leche animal o productos lácteos de procedencia animal, enferman menos, tienen menos caries y menos infecciones de oído. La pasteurización utilizada por la industria de la leche generalmente dura 15 segundos, y para que las bacterias malas de la leche se inactiven, es necesario que el proceso dure por lo menos 15 minutos.
  4. La Caseína, que es una proteína presente en la leche y es utilizada para fabricar pegamento, produce en un gran número de niños que los tejidos blandos se hinchen. Estos tejidos blandos se encuentran comúnmente en la garganta, cavidades nasales y senos paranasales. Cuando estos se encuentran inflamados, se presentan dificultades para respirar.
  5. Beber y consumir productos lácteos está asociado con varias enfermedades como, diabetes, esclerosis múltiple, del corazón, de Chron, síndrome del intestino irritable y hasta cataratas.
  6. La leche contiene cantidades anormales de antibióticos ya que los granjeros se los inyectan a las vacas para evitar que estas cesen la producción de leche por enfermedades en las ubres. Estas cantidades anormales de antibióticos contribuyen a que las bacterias se hagan resistentes a ellos, haciendo que combatirlas sea más difícil cuando se trata de enfermedades más serias.
  7. Conviene saber también que la leche animal y productos derivados contiene cantidades excesivas más de 59 tipos diferentes de hormonas -pituitarias, esteroideas, adrenales, sexuales, etc.- Además, niveles elevados de esa hormona, unidos a otros tóxicos, se consideran hoy causa de la aparición de diversas enfermedades degenerativas.
  8. El 80% de las vacas están embarazadas mientras son utilizadas para producir leche, lo cual naturalmente eleva los niveles de estas hormonas. Además, los granjeros inyectan a las vacas con hormonas sintéticas para incrementar la producción de leche. Estos altos niveles de hormonas femeninas en la cadena de alimentos han sido vinculados con problemas de salud en el mundo entero. Son también asociados con una pubertad precoz…
  9. El azúcar en la leche (lactosa) es muy difícil de digerir ya que cuando los niños llegan a la edad de dos años, los intestinos elaboran menos lactasa, una enzima necesaria para absorber y digerir la lactosa. Esta disminución en la producción de lactasa en los humanos sucede cuando ya no es necesaria la ingestión de leche materna para el crecimiento. Cuando consumimos leche o productos lácteos animales, es muy probable que la lactosa se fermente en el intestino causando problemas digestivos como hinchazón, gases y otras dificultades serias.
  10. La leche por sí sola o cuando se combina con gluten (presente en los granos) se asocia con el autismo. Cuando se sospecha de alguien que padece el Síndrome de Intestino Permeable, se le recomienda una dieta libre de lácteos y gluten.
  11. Los niños discapacitados que sufren de problemas neurológicos tales como Autismo, Síndrome de Down, problemas de aprendizaje y lesiones cerebrales son especialmente vulnerables a los lácteos. Ciertas proteínas presentes en la leche animal, como la caseína y la del suero de leche aparentemente irritan el sistema nervioso de los humanos, provocando que estos problemas neurológicos se agraven en los niños. Es por eso que si no se toma leche o lácteos, los programas de rehabilitación producen mejores resultados, comparados con los que si los toman.
  12. La leche contiene sangre animal. Las máquinas ordeñadoras provocan heridas en los pezones de la vaca que sangran y esta sangre va a la leche.
  13. El consumo de leche y quesos se asocia con el asma. Cuando los humanos consumen la proteína Caseína (utilizada para crear el pegamento que adhiere las etiquetas en las botellas de cerveza) producen histamina y después moco. Si los bronquios se llenan de esta sustancia se producen dificultades al respirar.
  14. El tomar leche podría contribuir en la fractura de huesos. En un estudio de 78.000 mujeres hecho durante un periodo de 12 años, la leche no redujo el riesgo de fracturas. De hecho, las mujeres que tomaban leche tres veces al día tuvieron más fracturas que las que rara vez lo hacían.
  15. El consumo de leche animal puede también estar asociado con el Síndrome de Muerte Súbita Infantil y la enfermedad de Esclerosis lateral Amiotrofica (Enfermedad de Lou Gehrig).

La composición química de la leche de vaca es absolutamente perfecta para nutrir a un ternero. Le provee con los nutrientes exactos para que crezca y le ayuda a desarrollar su sistema digestivo e inmune. La leche humana es igualmente perfecta para los bebes humanos. Si le diéramos leche humana a un ternero, sufriría de mal nutrición y enfermaría en muy poco tiempo.

¿Es mucho más ridículo pensar en dar leche humana a un tenero que el alimentar a nuestros niños con leche y derivados no humanos?

Fuentes de calcio

Hay excelentes leches de origen vegetal como la leche de almendra, de coco, de soja, etc.

Si dejas de tomar leche puedes obtener calcio satisfactoriamente de otros alimentos. Almendras, trigo sarraceno, fríjol pinto y negro, brócoli, repollo, garbanzo, coliflor, berza, flor dientes de león, higos, avellanas, col verde, escarolas, puerro, melaza, aceitunas, cacahuetes, perejil, pistachos, uva pasas, ajonjolí, tofu, espinacas, semillas de girasol, berros, son tan solo algunos de los alimentos que contienen cantidades considerables de calcio que nuestro organismo puede absorber perfectamente.

Fuentes:

periodismoalternativo
joseppamies.wordpress

www.econsumo.es

37 Comentarios

  1. Hipolito Rodriguez 18/11/2013 en 17:41

    Exelente Informacion Gracias…..

  2. Ismael 18/11/2013 en 17:45

    Había leído barbaridades pero nunca tantas en tan poco espacio. Nunca mejor cierto el viejo dicho: «La ignorancia es muy atrevida».
    Empezando por los estómagos de los rumiantes. Efectivamente tienen 3 pre-estómagos para procesar los vegetales que constituyen su dieta; pero un mecanismo reflejo – «gotera esofágica» – permite que cuando maman, leche pase directamente al estómago verdadero (el 4º compartimento). Esto permite a los rumiantes procesar la leche como si se tratase de monogástricos. Además, cuando este reflejo no funciona bien, y la leche llega a la panza (el 1º de los compartimentos) el rumiante digiere mal la leche.

    Sólo una cosa más y cierro mi comentario: Ningún otro alimento está sometido a tantos controles como la leche: En Europa, toda la leche, de todas las ganaderías, se analiza todos los días para vigilar la presencia de residuos de medicamentos. La presencia de residuos de medicamentos veterinarios es un delito contra la salud pública.

  3. Emilio 18/11/2013 en 20:54

    Bien, la caseína o como vosotros la llamais «Caseína», así con mayúscula para que parezca más terrible, es un complemento alimenticio muy utilizado por deportistas ya que es una proteína de absorción lenta y viene muy bien para evitar el catabolismo muscular si uno va a estar un largo período de tiempo sin consumir nutrientes. Pero claro ¡vosotros advertís que se usa para usar pegamento! Amigos no bebáis agua porque se usa para fabricar armas químicas.

    Hay más puntos que son bioquímicamente incorrectos o imprecisos pero tengo más cosas que hacer que corregir panfletos.

  4. ANY 18/11/2013 en 21:50

    no me veo comiendo queso con leche de mi madre ni tomando la teta hasta los 30….
    la verdad es q si vamos a realizar analisis de todo lo que consumimos todo de uno o de otra forma nos hace mal.
    darle a un bebe leche de coco?de almendras?de soja? hoy muere mas gente x desastre natural,accidentes etc.. q x comer un pedazo de queso.
    es muy ridiculo nuestos niños merecen crecer sanos por favor coherencia.

  5. sandra 19/11/2013 en 0:06

    Excelente, ya lo sabìa y tambièn pude comprobarlo en carne propia-

  6. lenwe 19/11/2013 en 16:34

    Vaya cantidad de chorradas juntas.

  7. tyler 20/11/2013 en 11:23

    Vaya, en cuanto se cuelgan las verdades sobre la leche… enseguida salen de debajo de las piedras los trabajadores de las empresas lacteas dejando mensajes reaccionarios en los foros. Hay demasiados intereses de por medio de esta industria como para que este mensaje cuaje y se distribuya. El otro día, sin ir más lejos, en el deleznable programa matinal de Antena 3 mostraban su preocupación por la bajada en el consumo infantil de la leche. Supongo que si investigáramos veríamos que A3 Media tendría seguramente intereses económicos en empresas de lácteos. Vivimos engañados. Nosotros somos las verdaderas vacas lecheras, y el sistema nos exprime y reprime. DESPERTAD!!

  8. seamoscriticos 21/11/2013 en 0:33

    ¡¡¡Un poquito de información, de responsabilidad, de moralidad y de espíritu crítico!!!

    No sé si me estoy metiendo en un lugar donde mi opinión no va a ser bienvenida, pero leer este texto y conocer la difusión que puede tener me ha espeluznado y no me he podido callar sin más. No vendo lácteos y compro la leche que esté de oferta. No trabajo para ninguna empresa privada. Procedo de una formación médica. No me gusta que me engañen y tiendo a desconfiar de casi todo. Dicho esto, quien quiera que me lea.

    Como poco, le veo los siguientes problemas al texto:
    – Basa sus afirmaciones en referencias que aparentan (sólo aparentan) ser científicas y que están totalmente descontextualizadas, relacionando alegremente una serie de hechos entre sí, sin explicar qué le lleva a deducir semejantes relaciones. Esto se puede ver en el planteamientos como el de que dado que la leche de vaca es adecuada para el sistema digestivo de las vacas, no lo puede serlo para el de los humanos.
    – En la misma línea, generaliza problemas que, si bien se pueden dar en algunos individuos en particular, no afecta a la gran mayoría (véase la intolerancia a la lactosa o el asma).
    – No ofrece referencias bibliográficas que permitan contrastar la información que proporciona.
    – En cuanto a las formas, me llama la atención el empleo de un lenguaje demonizante («el granjero inyecta», «llena de bacterias», «proteína utilizada para fabricar pegamento», etc) y llena de pseudocientifismos.
    – Y, lo peor a mi modo de ver, es que incurre en una irresponsabilidad y una inmoralidad (y, según se mire, también hipocresía), al demonizar y alarmar acerca de un producto que no sólo ha mostrado sus beneficios para la supervivencia y la salud de una población, si no que además es de fácil acceso y consumo culturalmente aceptado y generalizado. Si encima hemos de considerar el contexto socioeconómico actual y el que parece que está por venir (en nuestro país y también a nivel global), apaga y vámonos.

    Al principio del texto se dice que «en áreas del mundo donde no se consume leche, las enfermedades asociadas con la falta de calcio son casi inexistentes» o «la osteoporosis y ateroesclerosis son muy raras en culturas donde el consumo de leche es limitado». ¿No se pregunta el/la autor/a qué más, a parte del consumo de lácteos, puede diferenciar a estas culturas de las culturas consumidoras de lácteos? Quizá haya que plantearse de qué está compuesta su dieta, cuánto ejercicio hacen, cómo de delgados están, si fuman o no fuman, con qué carga genética que predispone a estos problemas cuentan, cuántos años viven (la osteoporosis y la aterosclerosis se dan típicamente en edades avanzadas; si las personas de estas áreas del mundo mueren, por ejemplo, a los 45 o a los 55 años de media, en vez de a los 85 como ocurre en España, efectivamente, pocos de estos problemas llegaremos a ver). Si se cita que hay «estudios recientes que sugieren que la leche y el queso en realidad puedan ser los causantes de la osteoporosis», no estaría de más dar la referencia de estos estudios para que la persona interesada o que duda los pueda leer críticamente y decidir si le parecen legítimos o no.

    1- La leche reduce el hierro en los niños pequeños. Pues sí: consumir leche en exceso dificulta que se absorba el hierro y puede causar anemia en niños y también en adultos, sobre todo si no se toman alimentos ricos en hierro. La clave está en el «exceso» de consumo de lácteos, algo que ocurre con frecuencia sobre todo entre los niños (pensemos por ejemplo en la sustitución de la fruta por el lácteo como postre o merienda); una dieta equilibrada no tiene porqué dar estos problemas.

    2-La leche animal estimula al cuerpo a producir mucosidad. No tengo ni idea de si la leche hace esto. Antes de ponerme a buscar información al respecto tendría que aclarar algo: por mucosidad, ¿se refiere a mocos? ¿de los que suelen tener los niños en la nariz y la garganta? Y esos mocos, ¿tan malignos son? ¿no puede que sean «buenos» para proteger y limpiar las vías respiratorias de gérmenes y partículas contaminantes que hay en el aire?

    3- La leche animal está llena de bacterias. Absolutamente NO. No hay bacterias en la leche pasteurizada que puedan provocar esos problemas que el/la autor/a describe. Precisamente se pasteuriza con esta finalidad. Por fortuna, ya no vivimos en los tiempos en los que la tuberculosis bovina se transmitía al hombre por el consumo de leche no tratada adecuadamente y que, de todas formas, seguro que afectaba a menos personas que las que podrían haber desarrollado otro tipo de problemas (déficits de nutrientes, raquitismo…) de no haber consumido leche.

    4-La caseína de la leche se usa para fabricar pegamento y produce que los tejidos blandos se hinchen. Entiendo que con lo de que los tejidos se hinchen, el/la autor/a se refiere a un fenómeno de tipo alérgico. Si no, estaría bien que se explicase mejor. El dato del pegamento, ¿es anecdótico, lo usa para asociar la leche con algo no natural-industrial-tóxico-maligno, o simplemente pretende provocar asco?

    6 y 7 -La leche contiene cantidades anormales de antibióticos y cantidades excesivas de hormonas. El uso de antibióticos en el ganado es, en efecto, en gran parte responsable del problema de las resistencias bacterianas, y, al igual que las hormonas y otros fármacos usados para el aumento de la productividad del ganado, pueden de hecho pasar a las personas. Ha habido problemas graves por este motivo. Pero este asunto está rigurosamente controlado en España, y en caso de detectarse irregularidades en las granjas o lotes de productos de consumo humano que no cumplan la normativa de turno (es decir, que presenten cantidades anormales o excesivas de estos productos o que simplemente resulten nocivos para la salud humana), se decomisan y no llegan a comercializarse.

    5, 9, 10, 11, 13, 14 y 15- Beber y consumir productos lácteos está asociado con varias enfermedades. Ahí sí que me entra la mala leche de verdad. Lo de que el asma se asocie al consumo de lácteos… vamos a ver, el asma tiene mucho que ver con la alergia, así que si se es alérgico a algún componente de la leche puede que tu asma sí tenga que ver con la leche… al igual que podría tener que ver con los melocotones o los frutos secos, si se fuera alérgico a ellos. Lo de la lactasa es parecido: hay quien no tiene lactasa en el intestino y por lo tanto no puede digerir la lactosa (se es en este caso intolerante a la lactosa, un problema mucho más frecuente en poblaciones que históricamente no han incluido la leche en su dieta), pero si tienes lactasa en tu intestino, no tiene porqué pasarte esto. Y afirmar que el consumo de lácteos se relaciona con diabetes, enfermedades del corazón, autismo, muerte súbita infantil, esclerosis lateral amiotrófica y la larga lista de enfermedades referidas me parece de una gran irresponsabilidad. El/la autor/a de este escrito debería haberse documentado y ser por lo tanto capaz de proporcionar referencias fiables acerca de dónde ha obtenido esta información y no atreverse a soltarla tan alegremente, menos aún con un «puede ser que haya relación», y quedarse tan ancho/a.

    12- La leche contiene sangre animal El que la leche tenga sangre, al igual que ocurre con la sangre presente muchas veces dentro de los huevos de gallina, no supone ningún problema desde un punto de vista médico y no entiendo cómo se pone este epígrafe al mismo nivel que tener esclerosis lateral amiotrófica o autismo.

    Fuentes de calcio. Se desaconseja el consumo de leche y derivados y recominenda fuentes alternativas de calcio. Lo que no se plantea es que gran parte del tofu se elabora con soja transgénica cultivada en Brasil a expensas de deforestar selva amazónica y amenazar la supervivencia de especies de insectos y vegetales, que las verduras de hoja verde están hasta los topes de nitratos, o que a una persona diabética le va a producir muchos más problemas comer higos y uvas hasta alcanzar el nivel de calcio que le aportaría un cacho de queso que comerse el queso directamente.

    Y, para finalizar, ¿es mucho más ridículo pensar en dar leche humana a un ternero que el alimentar a nuestros niños con leche y derivados no humanos? Ya que se lo pregunta en letras tan grandes: sí, opino que es tremendamente más ridículo pensar en dar leche humana a un ternero que el alimentar a nuestros niños con leche y derivados no humanos.

  9. pascual moya 22/11/2013 en 17:13

    Seria importante que nos mandes los documentos o fuentes cientificas de dode sacas esta informacion. De lo contrario no digas tonterias.

  10. Tania 22/11/2013 en 18:36

    Esto es ser de mente cerrada y inculto totalmente, pero bueno asi va la sociedad de hoy en dia.

  11. Tania 22/11/2013 en 18:38

    Creo que el unico ignorante aqui eres tu. Tu bebe leche toda tu vida y haber como te va 🙂

  12. Alexxia 22/11/2013 en 18:47

    Un artículo con montón de chorradas y sin ningún enlace a estudios serios que avalen lo que afirman. Eso sí, si alguien con conocimientos y avalando científicamente les contradice, es porque son trabajadores de la industria lechera o con intereses económicos. Por favor, un poco de coherencia. No me extraña que estemos tan mal en materia de educación nutricional si defendemos cosas que no investigamos apropiadamente. Y los que los sufren, los niños con padres que van de pseudonutricionistas.

  13. Alexxia 22/11/2013 en 18:56

    Ah, por cierto, para obtener los 1200 mg que necesitamos ingerir diariamente de calcio, la cantidad de vegetales y frutos secos a consumir te aportarían un exceso de tantas otras cosas, entre ellas el aceite que llevan los frutos secos, que al final saldría peor el remedio que la enfermedad. Con consumos normales de estos productos, no es probable que alcancemos nuestras necesidades básicas, a no ser que tomes un suplemento.

  14. Dr. jose cortes ortega 22/11/2013 en 19:01

    Por años los lácteos son parte de la alimentación mundial, ahora resulta que es un producto dañino, mi abuela tomaba un litro diario de leche llamada (Bronca) vivió 87 años y murió por otra causa y no por algún mal que este seudo articulo señala…

  15. camila 22/11/2013 en 19:04

    hola leí todos los comentarios que aparecen y toda la información, es verdad que casi todos los productos que ingerimos ahora contienen muchos quimicos y obviamente afectan nuestro organismo, por los mismo intento comer lo más sano posible, hasta mi pelo lo lavo con shampu natural que yo misma hago, pero ahora me siento un poco confundida ya que tomo leche seguido porque mi papá tiene vacas y sacan leche, yo sé que la leche viene libre de quimicos, porque tratamos de que todo sea lo más natural posible, el pasto que comen mi papá lo planta. otra cosa yo nunca he visto que le sangre la ubre ya que sacan la leche con mucho cuidado y sin hacerle daño, entonces ahora me siento muy confundida con la informacion que acabo de leer, ya habia escuchado antes o leído, no me acuerdo bien perolo mismo que la leche animal no era necesaria para nuestra alimentación diaria.. bueno ojala alguien pueda decir si es comprobable la informacion que acabo de leer. Gracias!

  16. Estefania 22/11/2013 en 19:12

    Me encantaría tener a mano los links de los artículos y entrevistas donde leí esto.
    El destete natural de los niños se debería producir entre los 3 y medio y los 7 años. Es de esta forma que se adquiere no sólo el calcio sino todos los nutrientes que se necesitan para el correcto crecimiento, desarrollo neuronal y completar el sistema inmunologico. Hace poco salió en todos los medios de comunicación el nuevo plato alimentario (ya no es más pirámide) en donde la universidad de Harvard recomienda la reducción al máximo de los productos lácteos. Tambien es bien sabido el dato sobre la ausencia de muchas enfermedades (como cancer de mama, osteoporosis, y enfermedades respiratotias) en lugares donde no se consume este producto. Así qué no se en cuantos tecnicismos se equivocó o no este artículo, pero nadie que haya investigado un poco sobre alimentación consciente puede defender ya el consumo de lácteos.

  17. Mr.Edoscas 22/11/2013 en 19:17

    Muy buena critica ¨seamoscriticos¨ es la mejor critica que eh leído y me parece que lo más adecuado sería un buen asesoramiento a nivel Profesional médico, antes de dejar de consumir la leche. Muchísima gente sobrevive gracias a este fabuloso y vital liquido!

  18. Rosa Lina 22/11/2013 en 20:01

    Me parece Genial su comentario…porque haber leído solo la nota aquella, que por cierto parece perversa, porque incita a dejar de consumir lácteos…tengo niño pequeño y la vwerdad no sabía si seguir dandoles …con su comentario volví a la vida…en todo caso «no al exceso», pero tampoco dejar de consumir….Gracias!

  19. LaIlustrada 22/11/2013 en 20:14

    Un saludo cordial a quienes se tomaron el tiempo de analizar el texto y compartirlo. Al leer la información que encabeza la página, me sorprendía, negaba con la cabeza, o asentaba con esta. Al terminar de leer me dije: vamos a empezar a averiguar que tanto de mentira o verdad dice.
    Al llegar a los comentarios, me dio placer enterarme de más, confirmar lo que ya había leído y quise aclarar que no todos los que comentamos trabajamos en la industria lechera, y que nos genera una ganancia, lucro, etc. etc. quienes duden, cuestionen o simplemente no tengan ni idea del tema, pónganse a leer (es sugerencia solamente)
    Me despido reiterando mi agradecimiento, que era la finalidad de mi mensaje.

  20. ANI 22/11/2013 en 21:02

    qué tontería!!!!

  21. Rosie 22/11/2013 en 22:08

    Me gustaría que agregaran las fuentes que sustentan lo que escriben si bien estoy de acuerdo pero al no tener una fundamentacion cientifica, lo que publican se torna 100% críble. Sinceramente! Rosie

  22. ana 22/11/2013 en 22:19

    Me parece muy acertado tu comentario y estoy muy de acuerdo, pero no puedo dejar de corregir algo que no está bien escrito: «no lo puede serlo para el de los humanos.»
    Debería decir : no lo puede ser… o no puede serlo.
    Espero no te moleste.

  23. José Morales 22/11/2013 en 23:37

    Es sabido hace tiempo que la Leche Procesada es uno de los llamados «5 Venenos Blancos».

    Yo tengo 40 años, y en medio de muchas peleas, dejé la Leche (que la encontraba VOMITVA) a los 5 Años. Más aún, hacen más de 20 AÑOS que no como carne, salvo de pescado, sólo 1 vez cada 1 o 2 años, en alguna ocasión «especial».

    RESULTADO: A pesar de haber sufrido muchs Accidentes en mi Vida, incluyendo un par MUY GRAVES, como haber sido arrollado por un Bus de Pasajeros mientras viajaba en mi motocicleta, NUNCA JAMÁS ME HE ROTO O FRACTURADO NINGÚN HUESO…!

    Sinceramente, creo que la comprobación empírica es la mejor.

    Y por los derivados de Soja: Se debe legislar FUERTE y DEFINITIVAMENTE en CONTRA DE MONSANTO, de una vez por todas…!

  24. silvina giles 23/11/2013 en 1:09

    todo muy lindo si cada explicacion que dan soy bastante ignorante en cuanto a las cosas que le ponen a la leche, si no soy veterinaria ,no soy medica ni nutricionista y de hecho llevo sobre peso por que deje de fumar y todavia no puedo con mis anciedades ,y me preocupa de sobre manera la alimentacion de mi famili dado que tengo 3 hijos y dos de ellos en importante edad escolar 9 y 4 los dos tomaron teta hasta casi los 3 años uno de ellos empezo de apoco a incorporar comidas y el otro no come ninguna verdura y con este tipo de informes lo unico que hacen es preocupar a la gente ,disculpen si se ofenden ,no es que no quiera ver ,pero den soluciones no tanta letra que despues queda impresa aca y nada mas ,yo en los noticieros no escucho nada al respecto ,pero en ellos tampoco se puede confiar por favor me dicen en quien confiar ,por que asi la verdad y hablo por mi me complicaqn la vida de sobree manera,vuelvo a repetir soy muy ignorante en el tema y me preocupa la salud de muis hijos asi que ponganse de acuerdo y digan de una vez por favor gracias

  25. Herberto Nuñez. 23/11/2013 en 9:54

    Felicidades por responder a tanta calumnia con info presisa.

  26. XavierMx 23/11/2013 en 17:34

    Hace algunos años, me hicieron este mismo comentarios… no hice caso y seguí tomando leche de vaca y sus derivados… estoy mal de mi intestino.. cuando tomo leche o consumo quesos -que me gustan mucho- me dan las agruras, malestares estomacal e intestinal… Suspendo la leche y empiezo a sentirme bien… En México decimos: «Cuando el río suena…. es que lleva piedras..» Entonces.. algo de cierto debe de haber en estas observaciones… Tengamos nosotros mismos un poco de criterio comun… hagamos pruebas dejando de tomar la leche y sus derivados y veamos los resultados… Saludos desde México City

  27. RobertoCiro 23/11/2013 en 20:52

    Si la leche de vaca es tan perjudicial como sus derivados. podría intentar consumir leche humana y hacer quesos con ella. y derivadosEs medio loco lo que digo , pero siempre que no sea una leche humana artificial o quimica.
    El problema que se presentan es como se extrae la leche materna, es algo que ignoro , soy lego en la materia
    Disculpen por mi opinión, no quiero molestar a nadie , pero se me ocurrió al leer éste artículo interesando y revelador de la inconveniencia de la leche animal

  28. adrian alarcon 24/11/2013 en 2:29

    sorry ..eres tonta o quimica…

  29. Daniel 24/11/2013 en 15:55

    Si el autor del artículo es periodista se ha informado correctamente antes de publicar, debería poner su nombre y apellido. Me parece más un artículo viral que genera alarma y tráfico para su website.

  30. Juan 25/11/2013 en 23:13

    Cuantos millones de personas toman todos los dìa LECHE DE VACA ,cuantos habran muesto mundo por beber leche ?

  31. nameemailwebsite 27/11/2013 en 17:50

    ¿Harvard? ¿¿Reducción «al máximo»?? ¿¿¿¿»es bien sabido el dato»???? ¿Mandas los enlaces a las fuentes que citas, por favor?

  32. nameemailwebsite 27/11/2013 en 17:56

    Totalmente de acuerdo.

  33. nameemailwebsite 27/11/2013 en 18:01

    Creo que es bastante loco. Hay quienes se podrían ofender con esto.

  34. amaral007 29/11/2013 en 21:47

    Hola despues d leer el artiuculo y los comentarios «cada quien habla como le va en la feria».. tengo dos hijos d 12 y 11 años ambos alergicos a la leche y derivados obvio despues d las pruebas q se hacen para saber porq se enfermaban tanto.. y a mi la leche y el queso ( q por cierto m encanta) me caen muy mal.. mi punto es cada uno da su comentario respecto a como le ha ido con la leche! saludos

  35. Jorge Norberto 17/12/2013 en 23:44

    Los argumentos que estan plasmados en este supuesto estudio¿que estudio o cientificos lo han confirmado?.Casualmente a Tania le diria que no agreda ni trate de ignorante a quien ve este tema sin ningun respaldo cientifico que lo respalde,dado que yo y toda la gente del mundo desde hace añares consumen leche y derivados,pero nadie se enfermo o se halla comprobado las supuestas complicaciones que trae el consumo de la leche,en todo caso la ignorante es ud.TANIA,saludos y contenga su soberbia.

  36. Carolina 11/01/2014 en 6:13

    Más allá del daño o no que la leche pueda hacerle al cuerpo, yo dejé de consumirla debido a la explotación a las vacas lecheras. Ningún animal nació para ser considerado un producto de consumo y peor aún (no digo que en todos, pero si en muchos lugares) a los animales se les utiliza, se les tortura, se les saca provecho y cuando dejan de ser productivos, los matan para vender su carne. Después de leer sobre la explotación, no puedo ni probar un sorbo de leche sin pensar en el abuso a la vida animal.

  37. Ignacio 13/01/2014 en 0:45

    Algunas cosas parecen tener sentido, otras son falacias

    «La leche contiene sangre animal. Las máquinas ordeñadoras provocan heridas en los pezones de la vaca que sangran y esta sangre va a la leche.»

    y eso que?

No se permiten comentarios.

WhatsApp chat