Mermelada de fresa con stevia (sin azúcar)

Ingredientes

  • 250 gramos de fresas
  • 3 cucharadas de zumo de limón natural
  • 7 cucharadas de Stevia, edulcorante apto para la cocción (unos 140 g)
  • Un sobre de gelatina sin sabor
  • Unas gotas de aroma de vainilla
  • Una pizca de pimienta

¿Cómo logramos la textura ideal para la mermelada?

Para darle textura a las mermeladas podemos usar pectina o gelatina. La pectina es lo mejor pero es más cara. Sin embargo la gelatina es barata y fácil de encontrar. Para usarla antes tienes que hidratarla en agua a temperatura ambiente durante unos minutos. Luego la ponemos en el microondas no al máximo durante unos segundos hasta que veamos está totalmente diluida.En este momento ya podemos usarla en nuestra receta. Como su nombre dice no aporta sabor, así que la puedes usar tanto para dulce como para salado. Otro dato es que tiene pocas calorías unas 30 por sobre.

Preparación

En un recipiente con agua y unas gotas de lejía sumergimos las fresas, y las escurrimos. Retiramos las fresas que no estén duras. Si alguna fresa está algo blandita solo por un lado lo cortamos. Cortamos las fresas en trocitos. Reservamos varios trozos de fresa para luego. Ponemos la gelatina sin sabor con un poco de agua (te lo indica el paquete), y la dejamos reposar.

Con ayuda de una batidora trituramos las fresas y añadimos el zumo de limón. Además un poco de esencia de vainilla y una pizca de pimienta (muy poco), aunque te parezca raro le da un buen sabor a las fresas, pero ha de ser muy poquito. Ahora ponemos unos segundos la gelatina en el microondas hasta que se diluya.

Por otro lado tendremos un cazo al fuego donde añadimos nuestro puré de fresas. Dejamos que hierva a fuego medio sin dejar de remover. Cuando rompa a hervir es cuando añadimos la gelatina diluida y las cucharadas de edulcorante Stevia. Apagamos el fuego removemos y dejamos enfriar.

Para esterilizar

En una olla grande esterilizar los botes de vidrio que vayas a utilizar así como las tapas. El agua hirviendo debe cubrir los recipientes por completo. Pasado unos minutos en el agua hirviendo ya podemos apagar el fuego. Retiramos los frascos con cuidado de no quemarnos.

Es conveniente usar guantes de plástico para no tocar los botes que acabamos de esterilizar. Usemos un embudo para añadir la mermelada en los botes. Antes prueba, ya que si te parece un poco ácido puedes añadir un poco de edulcorante líquido que se diluye fácil. Si la encuentras bien de dulce no añadas. Coloca unos trozos de fresa en cada tarro que además añadirán ese extra de aroma a la mermelada.

No llenes el frasco hasta el borde, deja dos dedos hasta el borde. Cerrar los botes con su tapa. Dejar reposar la mermelada al menos un día en un lugar oscuro y fresco. Luego ya la puedes guardar en tu despensa y te puede durar varios meses (según las condiciones de temperatura donde se almacene, en lugares fríos dura bastante).

Fuente

Deje su comentario

Te informamos que tus datos personales son tratados de conformidad con lo establecido en el REGLAMENTO (UE) 2016/679 de protección de datos de carácter personal. El Responsable del tratamiento de tus datos es UN MUNDO CONSCIENTE, S.L. y quedarán registrados en un fichero con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la Política de Privacidad

Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de tus datos de carácter personal dirigiendo tu petición al correo electrónico protecciondedatos@mundoconsciente.es Podrás dirigirte a la Autoridad de Control competente para presentar la reclamación que consideres oportuna.

 

Acepto la política de privacidad *