La revolución del Kiri, el árbol que puede salvar al mundo

Paulownia tomentosa o paulownia imperial es un árbol frondoso, perteneciente a la familia de las Paulowniaceae. El árbol Kiri, es originario de China y también conocido como árbol Emperatriz. Suele crecer hasta unos 27 metros de altura, con troncos de entre 7 y 20 metros de diámetros. El Kiri se caracteriza por sus grandes hojas, que llegan a los 40 centímetros de ancho.

la-revolucion-del-kiri-el-arbol-que-puede-salvar-al-mundo-paseo-600x480

Árbol de elegantes proporciones y muy popular como ornamento, ese fue le motivo por el que se hicieron famosos en Japón, desde donde se difundió a Europa en 1834.

Son árboles que alcanzan 20 m de altura con una copa amplia y en forma de paraguas. La corteza es de color marrón-grisácea, las ramas tienen lenticelas, pequeñas estructuras redondas o alargadas cuya función es realizar el intercambio de gases, amarilla-rojizas y son glandulo-viscosas cuando son jóvenes.
Las semillas, muy numerosas, tienen unos 2,5-4 mm , incluyendo el ala, y son de dispersión anemocora (dispersión por el viento) desde las cápsulas abiertas que se quedan en el árbol hasta, y más allá de la siguiente antesis.
Cultivada o silvestre, crece a altitudes inferiores 1.800 m. Además de Asia (Corea y Japón), su cultivo se ha extendido hasta Norteamérica y Europa. A finales de los años 70 se iniciaron trabajos de mejora genética que permitieron diseñar un nuevo híbrido, mejorando notablemente su resistencia a plagas y enfermedades, su capacidad para no modificar su entorno y no afectar a otras especies con las que convive debido a que es un clon estéril que sólo se reproduce en el laboratorio.

LA REVOLUCIÓN DEL KIRI | PROPIEDADES DEL KIRI

 

  • Consume más CO2 y produce más O2, que el resto de las especies arbóreas debido a sus grandes hojas y características metabólicas. Un árbol de Paulownia captura un promedio 21,7 kg de CO2 y devuelve 5,9 kg de O2 al día, una cifra superior a cualquier otro árbol conocido en hasta casi diez veces.

  • Es el árbol de más rápido crecimiento de todas las especies conocidas, llegando a un crecimiento de hasta 2 cm/día, logrando una altura de 6 m en un tiempo de entre diez meses y un año y medio, observándose una etapa inicial muy acelerada y sorprendente. En sólo un mes o algo más, en condiciones favorables, puede alcanzar la altura de una persona promedio, y su altura total, algo menos de 30 m, la alcanzará en un período de entre seis y siete años.

  • Es una especie notablemente resistente a plagas y enfermedades. Esto se debe a su bajo contenido de aceites y resinas.

  • Se adapta a suelos pobres, empobrecidos por sobrecultivo, contaminados con sustancias sintéticas o hidrocarburos, y recupera sus propiedades aportando nitrógeno y oxigenándolos, por la acción expansiva de sus raíces de desarrollo vertical y profundo. Atrae gran cantidad de microorganismos y fauna edáfica en mayor grado que otras especies, lo cual contribuye a restablecer el ecosistema del sustrato.

  • Tolera muy bien las sequías y el fuego, habiendo sobrevivido íntegro a temperaturas de 425 °C.

  • Favorece la permeabilidad y la retención hídrica del suelo, como la mayoría de los árboles pero en mayor cantidad.

  • Su madera posee propiedades excelentes para toda clase de usos industriales.

  • Su tono es claro, tiene pocos nudos, es liviana y de elevado rendimiento.

     

Fuente: http://elblogverde.com/la-revolucion-del-kiri-el-arbol-que-puede-salvar-al-mundo/

 

2016-11-16T12:24:42+01:00 Ecología|Comentarios desactivados en La revolución del Kiri, el árbol que puede salvar al mundo
WhatsApp chat