La escalera de la dependencia – Jorge Bucay

Consecuencias de la dependencia emocional

escaleraSi la ruptura de la pareja no la aceptamos…
Podemos llegar a autoengañarnos o a adoptar una actitud victimista y manipuladora para que el otro se quede conmigo. Intentaremos hacer chantaje, dar pena… para intentar recuperarle.

¿Qué ocurre si no acepto la partida del otro?

Empiezo a descender por una escalera hasta llegar a lo peor de mi mismo, creyendo que busco la iluminación en el encuentro contigo. Aparecen en nuestra cabeza pensamientos negativos del tipo: ” no podré vivir sin ti”.

El primer peldaño es intentar transformarme en una necesidad para ti.
Me convierto en tu proveedor selectivo: te doy todo lo que quieres, trato de complacerte, me pongo a tu disposición para cualquier cosa que necesites, intento que dependas de mi. Creo que si me convierto en alguien necesario en tu vida, no podrás vivir sin mi, porque me necesitas.
Trato de generar una relación adictiva , reemplazo mi deseo de ser querido por el de ser necesitado (porque ser necesitado se parece tanto a veces a ser querido…).

Pero a veces, a pesar de todo lo que hago para que me necesites, tú no pareces necesitarme.

¿Qué hago? Bajo un escalón más.

El segundo peldaño…Intento que me tengas lástima ( porque la lástima también se parece un poco a ser querido…).
Si me hago la víctima (“yo que te quiero tanto…y tú que no me quieres…”), quizá…
“No me importa si tu no me quieres…Yo sí te quiero”
A veces esta estrategia puede funcionar, al menos temporalmente .

Pero , ¿Y si no consigo que te apiades de mi?

Bajaré un peldaño más

El tercer peldaño…al menos trataré de conseguir que me odies
Lo que no soporto es la indiferencia , no soporto que me ignores y que te de igual mi sufrimiento.

Por ello, trataré de que al menos me odies y así no ser indiferente para ti. Me enfadaré contigo y trataré de hacerte la vida imposible.

Pero… ¿y si no consigo que me odies?

Dado que dependo de ti y de tu mirada, decido una vez más que haría cualquier cosa para no tener que soportar tu indiferencia.

Bajo el último peldaño: trato de que me tengas miedo.
Miedo a lo que puedo llegar a hacer o hacerme ( fantaseando dejarte con sentimiento de culpa y pensando en mi…). Es la última y más peligrosa de las estrategias: las amenazas.

Fuente: “Las 3 Preguntas” de Jorge Bucay

6 Comentarios

  1. Liliana 15/11/2016 en 21:37

    Ya llegue al tercer escalón. Terrible

  2. Vilma 16/11/2016 en 0:39

    A mi me paso eso…yo deje a mi esposo …un matrimonio de 28 años …..me paso de todo a su lado lo mas terrible fue la pérdida de un hijo de 18 años ….El tiene dos hijos antetior a conocerme y el menor de ellos casi 28 años de edad mato a mi hijo en accidente que se podia eviatar ….iba totalmente drogado y alcohólico …..todo lo que vos contaste eso es el manipulador y drogadito y esas fueron todas las cosas que hizo para querés convenserme de que vuelva obio que jamás lo hice

  3. Rosana Número sana nuñez 16/11/2016 en 3:49

    gran verdad nos cuesta dejar ir personas que no aportan nada a nuestras vidas error duele pero la vidas es dejar ir amo todo lo tuyo bucay

  4. Mundo Consciente 16/11/2016 en 17:13

    Animo, Rosana.

  5. María Antonia 19/11/2016 en 2:20

    Que experiencia mas triste.. Admiro a personas como tú.Gracias por compartirlo.

  6. María Antonia 19/11/2016 en 2:28

    Yo creo que lo mas difícil es la fase oído.. Y la liberación es el perdón.
    Supongo que cuando lo cuentas es porque ya has pasado por ello.
    A mí me esta costando mucho aceptar la realidad..me fue infiel con quien yo creía mi gran amigo, así que me quede como una mesa sin patas.
    Sé que no es comparable, ni de lejos.. Aunque he salido de violencia de género y volver a confiar me costo mucho.. Ahora ese parte de mi vida la veo en pasado.
    Espero que seas feliz muy pronto. Y que puedas perdonar.
    Eres una gran persona,se te nota

No se permiten comentarios.

WhatsApp chat