El propósito del alma… dar sin esperar nada a cambio.

La primera vez que leí esto, me emocionó muchísimo, y aún lo sigue haciendo. María Lucía es un ejemplo de actitud ante la vida, del que la mayoría tenemos muchísimo que aprender:

«María Lucía no podía mover los brazos ni las piernas, casi no podía hablar y estaba confinada en una silla de ruedas debido a una enfermedad progresiva que iba limitando sus capacidades físicas. Esta chica, que para el común de la gente no podía hacer nada, quiso encontrar un propósito en su vida para dejar un mundo mejor.

Ella había aprendido que un verdadero propósito, el del alma, tiene que ver con una acción desinteresada, con dar algo de sí de un modo placentero y sin esperar nada a cambio.

dar-tu-sonrisa

Debía darse toda ella tal cual era, con lo que tenía y con lo que podía. «Yo todavía puedo sonreír», nos dijo un día. Y pidió que dos veces por semana la lleváramos a la porteña calle Florida y la dejáramos un rato en su silla de ruedas en una esquina cercana a la Fundación (entre 1986 y 2007 la Fundación funcionó en la esquina de las calles San Martín con M. T. de Alvear) para ofrecer su sonrisa a quien pasara por su lado. María Lucía cumplió este propósito durante meses. Ella se daba en cada sonrisa, ni más ni menos que eso, tan simple y tan grande a la vez. No le importó que muchos evitaran mirarla, como hace tanta gente ante la discapacidad, ni que otros respondieran a su gesto de amor con lástima y conmiseración.

Ella era feliz dándose y guardaba en su interior la certeza de que si, entre los cientos de personas que pasaban a su lado, una sola de ellas recibía su sonrisa con el corazón abierto, valdría para darle un propósito diario a su existencia.»

Extraído del libro «El laboratorio del alma», de Stella Maris Maruso

Un verdadero propósito del alma tiene que ver con una acción desinteresada.

7 Comentarios

  1. Daniel Nimerovsky 28/01/2014 en 23:14 - Responder

    Solo una sonrisa, nada mas, que llena el alma de la más pura y grande felicidad, tanto para el que la da como para el que la recibe.

  2. teresita ozan 29/01/2014 en 2:52 - Responder

    Es un magnifico ejemplo de sonreir a pesar de lñas adversidades,dando sin esperar nada a cambio

  3. Leticia 29/01/2014 en 10:40 - Responder

    Muchas gracias, me ha tocado el alma…qué maravilla «sólo» Ser en mayúsculas y desde el corazón!

  4. Carmen Sánchez 29/01/2014 en 16:51 - Responder

    Que este buen jesto de esta nena linda es un ejemplo aseguir para todos nosotros q somos adultos y siempre estamos de prisa y con mal humor x lo rregular o muy irrtables durante el dia es un ángel de Dios que da alegría

  5. Paloma Cano 13/02/2014 en 13:09 - Responder

    Me ha conmovido profundamente. Vaya ejemplo para todos, tan solo es una niña que ofrece lo que tiene. Y nosotros como adultos, que podemos ofrecer, dar?demosle vueltas que seguro que podemos hacer grandes cosas por los demás. GENEROSIDAD con mayúsculas que gran sentimientos

  6. Paca Pons 19/02/2014 en 23:12 - Responder

    Yo entiendo que la espiritualidad se vive desde la generosidad.Me cuesta entender porqué tanta oferta de ensenyanza a pago…
    El gesto de esta niña es conmovedor

  7. karen mansilla 02/03/2014 en 3:11 - Responder

    Dios q ejemplo a seguir y uno que lo tiene tode se queja y es inconforme

Deje su comentario

Te informamos que tus datos personales son tratados de conformidad con lo establecido en el REGLAMENTO (UE) 2016/679 de protección de datos de carácter personal. El Responsable del tratamiento de tus datos es UN MUNDO CONSCIENTE, S.L. y quedarán registrados en un fichero con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la Política de Privacidad

Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de tus datos de carácter personal dirigiendo tu petición al correo electrónico protecciondedatos@mundoconsciente.es Podrás dirigirte a la Autoridad de Control competente para presentar la reclamación que consideres oportuna.

 

Acepto la política de privacidad *