Las trampas del camino espiritual

Hay muchas trampas en el proceso de un camino espiritual, muchas ocasiones para tropezar, cada día y prácticamente en cada situación:

camino espiritual

El supermercado espiritual. Es una tentación andar de sitio en sitio, de escuela en escuela, de grupo en grupo, buscando experiencias fuertes y sin establecer un compromiso de autoinvestigación y práctica profunda en una disciplina concreta.
Usarlo como hobby. Un entretenimiento placentero o intelectual, con escasa implicación personal. Como decía la antropóloga y maestra zen Joan Halifax, “hay aficiones peores” (y sabía bien lo que decía, ella que trabajaba en las cárceles). Pero si te lo tomas como un mero entretenimiento, no es fácil que se de la transformación personal profunda.

Autodecepción. Leemos libros y escuchamos a maestros y maestras que nos transmiten conceptos como el desapego, la compasión, la humildad. Por un momento nos engañamos pensando que hemos alcanzado una comprensión de esas cosas, pero más adelante observamos en nuestra experiencia que no, que no está integrado, que cuesta. Puede que te desmotives por un momento, pero tienes que aprender a aceptarlo (aceptarte) y seguir avanzando.

La adicción a las experiencias místicas. Durante la meditación puedes llegar a experimentar estados alterados de conciencia de gran gozo, intensidad y felicidad profunda. No te obsesiones con volver a alcanzar esos estados, porque es impredecible. Ábrete a ellos pero no los persigas demasiado porque podría ser causa de decepción y desmotivación -especialmente porque cuanto más los persigues más te rehuyen.

La inflación del ego. Incluso puede parecerte que has alcanzado la realización (comprensión profunda) del sentido de la vida y cosas así. Puede que hasta te creas que has alcanzado la iluminación o el despertar. No te entusiasmes demasiado y sigue practicando. Lo que importa es como aplicas todo eso a tu vida cotidiana y a tus relaciones con las demás personas.

Abandonar tus responsabilidades. A veces, ciertas experiencias místicas o “realizaciones” (como la experiencia de la vacuidad o que la realidad no existe tal como interpretas) pueden conducirte a observar el mundo de una manera “pasota”, como si no fuera contigo, como si tú ya estuvieras más allá, y abandonar tus responsabilidades. Te equivocas, eso no te acerca más al camino espiritual sino que te aleja de él. Practicar la sabiduría en los conflictos cotidianos muchas veces es más difícil que retirarse a una cueva a meditar, fuera del mundanal ruido.
Autora: Mariana Caplan

Practica la sabiduría en los conflictos cotidianos.

¿Te has encontrado alguna de estas dificultades o “trampas” alguna vez? ¿Cómo las has superado? Nos encantará que nos cuentes tu experiencia en los comentarios.

 

Utiliza los botones de redes sociales que hay aquí debajo… “compartiendo haces el mundo un poco más consciente :-)”  ¡Gracias!

9 Comentarios

  1. david 03/03/2014 en 15:50 - Responder

    Después de casi 15 años de turista por el mundo de la espiritualidad y el crecimiento personal, confirmo que todas y cada una de las trampas o puertas de atrás me han sucedido. Lo bueno es que cuando te des cuenta, te quedes con la lección aprendida.
    Me he sonreido al leerlo, gracias.

  2. maria lazo 03/03/2014 en 16:15 - Responder

    En principio lo del supermercado espiritual digamos que yo en un principio si busque pero no en grupos, siempre fui reacea a los grupos. Luego entre a la gnosis pero no es lo adecuado ya que te lleva a pensar lo que tu expresar en el ultimo punto el abandono de las responsabilidades, pero por suerte me di cuenta y sali de alli. No estuve mucho tiempo, lo que me parecio a mi es que el fanatismo no es algo que ningun ser supremo llamese: Dios, Buda, etc acepte al ver que esta gente estaba fanatizada, desapareci. Hay que tener mucho cuidado porque uno puede caer en algunas de estas trampas. Muy bien descripto lo que sucede

  3. viviana 04/03/2014 en 2:27 - Responder

    Realmente ustedes son maravillosos. Siempre me gusta leer, aprender, todo lo que leo siento que lo se, el problema es cuando debemos ponerlo en practica ante una situación de nuestra vida cotidiana!!! Realmente ahí nos damos cuenta en que estado estamos y si Somos realmente lo que creemos SER!!!! me encanto la nota!!!! Muchas gracias!!!! eternamente agradecida!!!!

  4. Cecilia 04/03/2014 en 2:40 - Responder

    Me gustó mucho cómo está explicado. Como dice David, me sonreí al leerlo y obviamente me sentí identificada con todos los puntos. También serán unos 10 o 15 años que comienzo buscando sobre espiritualidad, y luego de decepcionarme tanto, me doy cuenta que todo valió la pena. Es necesario pasar por esas “malas” experiencias!
    Incluso el haber estado en uno de esos grupos de filosofía varios años, aportando y dando servicio, de donde me fui algo angustiada porque no podía congeniarlo con “la vida real”. Creo que pasa mucho, se lo escuché decir a mucha gente.
    Recuerdo a los 20 años estar leyendo un libro de un maestro muy conocido y estar en plena ciudad mirando a mi alrededor y pensando “seré que ya estoy iluminada? woww”. Jaja me río de recordar eso.
    Creo que hice el camino inverso. Comencé con mucho material trascendental, leyendo y experimentando, pero tenía poca vivencia mundana. Hoy día estoy viviendo lo mundano que no viví antes y no me arrepiento. Incluso leyendo sobre psicología común (nada New Age), me terminan de cerrar algunos temas que sólo con la versión más trascendental no me cerraban. Y haber empezado terapia hace un par de años me ayuda. Antes no aceptaba ayuda externa porque seguía el famoso “tu puedes sanarte solo”. Pero lo cierto es que necesitamos el apoyo de alguien más. No hay nada más sano que compartir tus vivencias e inquietudes. Dejar ayudarte y ayudar. Y tener siempre cable a tierra!!!
    Mente, espíritu y cuerpo, deben ir siempre juntos. Ciencia, arte, religión, espiritualidad, también. Y en buena compañía. Cada uno tiene su vivencia.
    Saludos!

  5. Carmen Vásquez 04/03/2014 en 4:48 - Responder

    Por años estuve pérdida en trampas espirituales no reales, La Depresión, un mundo lleno de vació sin llenar, hasta que Solo que me acorde asi encontre mi mejor amigo Dios

    • alejandra sanguinetti 07/03/2014 en 0:58 - Responder

      Debo reconocer, que lo del supermercado fue, porque después de 30 años encontré lo que buscaba, y en el camino acumule el conocimiento necesario como para poder comparar y dicernir…
      Por el camino conocí la auto decepción, ya que me sentí una inútil tratando de crecer y no logrando nada, pero eso me acercó a la humildad, puesto que más de una vez me la creí!!! ya que la inflación del ego también la pasé.
      En cuanto a abandonar las responsabilidades, hasta las de madre abandoné cuando estaba en pleno proceso de aprendizaje, pero de a poco fui dandome cuenta de que parte del crecimiento espiritual es cumplir con los deberes prescritos sin queja. Igualmente es y sera siempre mágico el proceso que te acerca a lo Divino, que en mi caso es la Consciencia de Krisna.

  6. Erika Baron 13/03/2014 en 2:24 - Responder

    Todas me ocurren , gracias por la información es muy útil en el camino de la vida gracias!!

  7. María Lucía 07/04/2014 en 6:40 - Responder

    Todo es un proceso de aprendizaje… como es la vida misma. Yo lo único que sé -como lo advierte Sogyal Rimpoché en su LIBRO TIBETANO DE LA VIDA Y DE LA MUERTE- es que la mente -no el ego porque el ego mismo es un constructo de la razón- cada vez se refina más y más si no la disciplinamos. Después de habérseme llegado la hora de dar el giro de los 180°, es decir, de emprender el camino de ‘regreso al hogar’… de trabajar mucho con mis contincionamientos y con las historias del pasado con las que todavía no estaba en paz para enfocar mi mente con mi corazón y ponerla a su servicio… en coherencia con ÉL con la guía del VEDANTA, todavía descubro los subterfugios de la razón (porque todavía no la tengo bien disciplinada) para engañarme… Te mando algo que, en mi opinión, aclara mucho: http://nytz.files.wordpress.com/2013/05/el_ego_espiritual.pdf
    Fraternal saludo

  8. Elba 27/05/2014 en 14:46 - Responder

    Hola! Me encanta vuestra pagina! Muy buenos articulos! Y si al parecer todos caemos en el temita tarde o temprano! Necesito de vuestro apoyo: hace tres meses empece un nueva vida con un maravilloso hombre,divorciado,vivimos con su hija de diez años,y esta siendo una gran maestra para mostrarme los puntos en los que me falta crecer! E necesitado de todas mis herramientas! Humildad,paciencia,amor…hay ratos en que nada me ayuda…hasta que nos calmamos,retomamos el dialogo,hacemos nuevos acuerdos, hasta una proxima explosión! Ella esta interesada en aprender,le quiero enseñar a meditar,le mostre el video de Avatar aprendiendo sobre las chacras,le encanto! Pero no encuentro mas material que pueda utilizar! Como se inicia a una niña de diez años en el campo espiritual? Como la despierto? Como logro que llegue a estar conciente? Desde ya muchas gracias!

Deje su comentario

Te informamos que tus datos personales son tratados de conformidad con lo establecido en el REGLAMENTO (UE) 2016/679 de protección de datos de carácter personal. El Responsable del tratamiento de tus datos es UN MUNDO CONSCIENTE, S.L. y quedarán registrados en un fichero con la finalidad de gestionar los comentarios que realizas en este blog.

Al marcar la casilla de aceptación, estás dando tu consentimiento expreso para que tus datos sean tratados conforme a las finalidades de este formulario, descritas en la Política de Privacidad

Podrás ejercer los derechos de acceso, rectificación, limitación de tratamiento, supresión, portabilidad y oposición al tratamiento de tus datos de carácter personal dirigiendo tu petición al correo electrónico protecciondedatos@mundoconsciente.es Podrás dirigirte a la Autoridad de Control competente para presentar la reclamación que consideres oportuna.

 

Acepto la política de privacidad *