Guía para una buena alimentación

alimentación

Cada persona es un mundo y por eso te invito a usar esta información como guía. Prueba, obsérvate y escucha tu cuerpo.

Si bien estas recomendaciones pueden ser seguidas por todos y todas, cuando hay síntomas que persisten, recomiendo hacer una Prueba de Intolerancia Alimentaria en la que se identifique si algún alimento te está afectando.

Una buena alimentación no es ni dificil ni costosa. Una buena alimentación esta basada en productos frescos, de temporada, locales y ecológicos, comidas ligeras y bien combinadas. Frutas, verduras y hortalizas frescas, cereales, legumbres y  frutos secos, aportan calcio y otros minerales, vitaminas, antioxidantes, proteínas y oligoelementos necesario para el buen funcionamiento.

 ¡No más de 2 veces a la semana!

Yo no considero necesario el consumo de carne y en algunos tratamientos es necesario eliminarla de la dieta. Pero para quienes lo sientan necesario, 2 veces por semana es más que suficiente. Resalto la importancia delorigen ecológico, que asegura que los animales han recibido cuidados y alimentacion adecuados, sin abuso de farmacos.

El pescado 2 veces por semana. Alternando blanco y  azul, pues cada uno tiene sus propias ventajas. Además de las proteinas,  aportan minerales y en el caso del pescado azul (salmón, sardina, caballa, chicharro, etc) ácidos grasos omega 3.

¡Incluye o incrementa!

Para el aporte de otros ácidos grasos (6 y 9)   frutos secos y semillas y aceites de primera presion en frio.

Las legumbres (Alubia, lenteja, garbanzo, etc) son una excelente fuente de proteínas. Recomiendo consumirlas de forma frecuente 4 a 5 veces por semana, acompañadas por un cereal.

Refuerza el consumo de cereales integrales, incluye y experimenta con la quinoa, el amaranto, el trigo sarraceno. Para saber como cocinarlas, recomiendo vistar el blog de nuestro amigo  Simón Sistiagavwww.vegetasana.com y su libro “La Cocina Biodinámica de los Cereales” con muchas recetas sencillas y deliciosas.

Para favorecer el funcionamiento del sistema digestivo, bebe suficiente agua alejada de las comidasy  haz ejercicio con regularidad. Una buena costumbre es terminar las comidas con una infusión digestiva: hinojo, milenrama, manzanilla, anis verde, anis estrellado, entre otras.

Es una buena idea incluir de forma rutinaria el uso de las algas como importante fuente de minerales y oligoelementos. Un poco al preparar las legumbres es suficiente.

Agrega aceite de oliva virgen extra crudo a las ensaladas, sopas y cremas y para cocinar solo un poco para apenas humedecer  la plancha.

¡Reduce o Elimina!

Eliminar de la dieta, pues no aportan nada positivoproductos con conservantes y colorantes artificiales, potenciadores de sabor, en general lo artificial, lo que ha sido muy tratado o refinado: dulces, caramelos, bollería industrial, zumos artificiales,  bebidas carbonatadas y energéticas, refrescos, chicles,  frutos secos salados, fritos y con sabores.

Desafortunadamente los principales consumidores de estos productos suelen ser niños. A los niños con problemas de sueño, atención y alergias respiratorias y de piel, se les debe restringir al máximo estos productos. Hay más información sobre la relación entre alergias y alimentación en este link.

La leche de vaca y sus derivados no son la principal fuente de calcio. Mi recomendación es evitarlos en caso de digestiones lentas y pesadas, alergias respiratorias y de piel, abundante moco en garganta, nariz y flujos vaginales. Sustituye con bebidas vegetales ecológicas: arroz, almendras, kamut, coco, avena, avellanas, soja (pocas veces), etc. . Para conocer más fuentes de calcio, te invito a leer este post.

Restrinje el consumo de sal, una buena manera es quitar el salero en la mesa y consumir con moderación pescado seco, jamón serrano, aceitunas, encurtidos, salsa de soja, etc.

¡Atención!

Algunas personas pueden tener sensibilidad o intolerancia a algunos de los alimentos que he nombrado, prueba en pequeñas cantidades y observate.

En el caso de niños pequeños siempre se debe comenzar de forma pausada y progresiva la introducción de cualquier alimento nuevo, para determinar la tolerancia al mismo.

 

Si esta información te interesa la puedes ampliar en un fin de semana con Ser Integral de Nutrición Consciente. Tienes toda la información en este enlace: www.mundoconsciente.es/blog/nutricion-consciente/

3 Comentarios

  1. Soledad 09/09/2013 en 17:22

    Me gusta mucho.

  2. rosa estrany reus 09/09/2013 en 19:01

    me encanta

  3. Ismael García-Tenorio Rodríguez 06/10/2013 en 12:59

    Un artículo abierto e interesante, solo un apunte, yo bebo agua de mar recogida por mi a diario y consumo sal marina al gusto. Mi opinión es de en vez de reducir el consumo de sal, cambiar sal de mesa (en cualquiera de sus variedades) y consumir sal marina al gusto. «Al gusto» es importante ya que como bien dice el artículo al principio cada uno somos un mundo ^^

    Gracias, lo tengo en mis favoritos.

    Un cálido abrazo, Ismael

No se permiten comentarios.

WhatsApp chat