Cuento de Sabiduría Indígena

sabiduria-indigena
Enzo, un rico comerciante de Puerto Ayacucho, visita a las comunidades indígenas del Alto Orinoco y se horroriza cuando ve a Orawë, indígena yanomami tumbado tranquilamente en su chinchorro (especie de hamaca) mascando tabaco.

– ¿Por qué no sales a pescar? – le pregunta Enzo.
– Porque ya he pescado bastante hoy – le contesta Orawë.
– ¿Y por qué no pescas más de lo que necesitas? – insiste el comerciante.
– ¿Y qué iba a hacer con ello? – pregunta a su vez el indio.
– Ganarías más dinero. De ese modo podrías poner un motor fueraborda a tu canoa. Entonces podrías llegar lejos en el río y pescar más peces. Y así ganarías lo suficiente para comprar una red de nylon, con lo que obtendrías más pescado y más dinero. Pronto ganarías para tener dos canoas y hasta dos motores y más rápidos…entonces serías rico como yo.
– ¿Y qué haría entonces? – preguntó de nuevo el indígena.
– Podrías sentarte y disfrutar de la vida – respondió el comerciante.
– ¿Y qué crees que estoy haciendo en este momento? – respondió satisfecho el indio Orawë…

 

 

5 Comentarios

  1. manuel 27/03/2016 en 11:42

    El cuento esta bien pero la imagen es de indigenas americanos, el chinchorro no es una especie de hamaca sino de barca y esa filosofia aunque muy bonita nos habria dejado en la edad de piedra. Que no digo que se estuviese tan mal alli, pero tampoco esta bien tomarse las cosas al pie de la letra. La vida es algo mas que tumbarse al sol por tener lo justito para comer hoy, aunque desgraciadamente en este mundo moderno ya ni trabajando tienes lo justo para sobrevivir.

  2. luz diaz 30/03/2016 en 2:43

    En verdad eran muy sabios los indigenas. Para que acabar su fuente de alimentos cuando puede pescar lo necesario para su alimentacion y asi asegura que en el futuro seguiran los peces reproduciendose.

  3. Mundo Consciente 06/04/2016 en 9:45

    Gracias por la aclaración y tu comentario Manuel 😉

  4. Yaruma 24/04/2016 en 22:52

    Aprenda y lea todas las definiciones de la palabra Chinchorro: es el nombre coloquial que se le da a la hamaca en las zonas del llano en Venezuela, Colombia, en Panamá y algunas zonas de España, y muchos otros que incluye el que usted dijo, así que no vengas con infulas de conocimiento y la otra es que me parece tan acertado el cuento, que cada uno busca la manera de encontrar la paz si para unos es trabajar para el sistema y tener dinero pues que lo haga, si para otros es así tumbarse en el Chinchorro y disfrutar del paisaje pues también está bien lo importante es respetar.

  5. hector mateus bedoya 16/05/2016 en 19:40

    Me parecen validos los comentarios,lo mas importante es el respeto por los pensamientos y acciones de nuestros semejantes.

No se permiten comentarios.

WhatsApp chat